El blog de la biblioteca del Colegio Don Quijote

Archivo para la Categoría "cuentos"

¡Menudo Castillo! Esther Camacho Caro (Sexto de primaria)

Hace mucho tiempo, en un pueblo más grande de lo normal, se encontraba un castillo más raro y extraño que se llamaba Encantado.

En ese pueblo vivía una familia en la que vivían un niño y una niña. El niño se llamaba Arturo, y tenía 12 años; y la niña Alicia, que tenía 10 años. Ellos estaban muy interesados por entrar al castillo pero lamentablemente nadie había entrado, excepto una familia, La Familia Loca.

La familia Loca estaba formada por una pareja de abuelos muy raros y un poco locos, además no soportan los niños, y para ellos todo lo bonito y bueno, es malo y feo. Se llamaban Cacerolo Botín Descalzo y Ramona Loro Sardina. Ellos decían que el castillo estaba lleno de fantasmas y estaba encantado. Mucha gente los creía y otros no, pero nadie se quería arriesgar.

Arturo y Alicia no creían en lo que decían los “abuelitos locos” y tuvieron esta charla con su madre:

  • Alicia: Mamá, ¿es verdad que el castillo está encantado?
  • Madre: Pues… no lo sé pero, ya has oído lo que han dicho Cacerolo y Ramona
  • Arturo: ¡¿Pero crees en esos locos?!
  • Madre: ¡Ya basta! Me tenéis la cabeza loca. No quiero hablar más del tema. Si tenéis alguna duda preguntárselo a Cacerolo y Ramona……

Al día siguiente, Arturo y Alicia fueron a ver a los ancianos a hacerles unas preguntas. Lo único que pudieron sacar era que el castillo estaba encantando, había una gran fiera con unos dientes enormes, bla, bla,bla…..

Arturo y Alicia no creían en nada de eso y los ancianos eran muy testarudos y entonces se les ocurrió la idea de ir al castillo.

En mitad del camino, de unos arbustos, se oyó una vocecita que decía: “No vayáis, muchas criaturas horripilantes os encontrareis”. Unos instantes después de oír eso se escucharon otras voces que decían: “¡Cacerolo! Alcánzame la cacerola que no llego” Esa voz era sin duda la de Ramona Loro Sardina, y de los arbustos apareció Cacerolo que quería asustar a los niños.

Los niños dijeron a coro: “No tenemos miedo a nada”. Unos instantes después vieron una araña y Alicia se echo a gritar:

  • Alicia: ¡ahhh!
  • Arturo: Alicia, no seas cobarde

 

Pronto vieron el castillo y por fuera daba un poco de miedo, pero ellos… ¡se atrevieron a pasar!

Una vez dentro, … no daban crédito a lo que veían: las paredes eran rosas, unicornios por todos lados, flores de colores, … y la gran bestia que decían Cacerolo y Ramona que tenía unos dientes enormes, era un conejito blanco, con dientes pequeñitos.

Por tanto, todo lo que habían dicho Cacerolo y Ramona, era mentira, pero sin maldad, ya que lo que para ellos era bonito y bueno, era malo y feo.

Al final, el castillo en vez de llamarse “Encantado”, pasó a llamarse el castillo “Encantador”

Y colorín colorado, espero que este cuento tan raro os halla encantado.

 

Cuentos 1ºA

LOS HABITANTES DEL CASTILLO DE MIRAFLORES.

Soy Tina, una ratita que vive en un castillo. Mi familia vive aquí desde que lo hicieron los musulmanes. Después llegaron los cristianos y se mudaron a un castillo nuevo. El castillo hoy está en ruinas, pero me gusta mi hogar. Sobre todo el pasadizo que me lleva al pueblo, Piedrabuena.

Sofía 1ºA.

EL CASTILLO NATURAL.

Érase una vez, un niño que era rey de un castillo…

Un castillo lleno de paz y amor… de luz  y color.

Érase una vez, un castillo con un niño… que soñaba en ser rey.

Joel 1ºA.

Jornadas de animación a la lectura en infantil y primer ciclo

Gianni Rodari  dice que en  los primeros años de vida,  el niño,  ha de tener un instrumento que le ayude a construir sólidas estructuras a su fantasía, a reforzar su capacidad de imaginación y apunta que  ese instrumento es el cuento. Por ello ha sido un cuento en torno a la PAZ el protagonista en las jornadas de animación a la lectura, dirigidas al alumnado de E. Infantil y primer ciclo de Primaria,  de este 2º trimestre .


La atmosfera que se respiraba esta mañana, 2 de febrero,  en la biblioteca del centro a lo largo de la narración del cuento era una atmósfera distendida, alegre , emotiva… en dónde se observaba una corriente de tranquilidad y confianza entre la maestra “ contadora de cuentos” y los niños, digna de mención.


A lo largo de la narración, Maribel, profesora de E. Infantil y  nuestra “contadora de cuentos”, se movía  constantemente, observaba  al auditorio, gesticulaba, usaba  sus ojos y manos, su cuerpo, todo era un derroche de expresividad  que acompañaba a las palabras que le fluían sin forzarlas … y  los niños y algunos mayores nos quedamos embobados escuchándola porque lo hace de una manera fluida, libre y espontanea …

Fonchito y la luna

Mario Vargas Llosa, nuestro reciente Premio Nóbel de literatura (literatura castellana) también es autor de un cuento para niños.

Resulta que este importante escritor que, tal como él se describe, (en un artículo que salió pubilcado en El País después de haber sido galardonado con el Nóbel)”Me recompensan por lo que me gusta hacer”. “He tenido la suerte de poder dedicarme a leer y escribir”. “Mi escritura es mi vida, es lo que soy. Soy la literatura que he hecho. Toda, y el periodismo también.” “La literatura es mi manera de vivir, como decía Flaubert. No tendré otra, con sus sumas y sus restas, esa es la felicidad de mi vida. La literatura me ha dado lo mejor que tengo; los amigos, las experiencias. La entraña de mi vocación no es otra que la literatura, y de ella sale todo lo que soy y todo lo que tengo. Es lo mejor que me ha pasado”, después de haber sido abuelo publicó su primer libro para niños: “Fonchito y la Luna”

Desde biblioquijote os lo recomendamos a todos, y esperamos poder tenerlo también en nuestra biblioteca del cole próximamente. Seguro que será un privilegio tenerlo y leerlo.

Los Cuentos de 4º de Primaria

Huceus y el secreto de la pirámide

El Toro

Hoy comenzamos un proyecto de la clase de 4º de primaria que nos hace mucha ilusión: “Publicar nuestros cuentos”. Lo haremos en “Cuaderno” (ya sabéis que es el blog de narrativa al que podemos entrar desde la pestaña que lleva este nombre), pero con este artículo queremos deciros dónde estarán nuestros cuentos para que los podáis leer cuando queráis.

Todos los alumnos de la clase han escrito alguna vez cuentos. Pero este curso, al aprender un poco más de ellos en la clase de lengua, han puesto una especial dedicación en su creación, ya que vamos a intentar ir publicándolos poco a poco en nuestro blog “Colemarti” y también en este blog de la biblioteca para que todos los que quieran los puedan leer.

Después de escribirlos e ilustrarlos, hemos hecho una primera selección (ya que publicar todos nos va a llevar tiempo: escanear, escribir, guardar, etc). Poco a poco iremos publicando todos.

Empezamos hoy con dos cuentos muy interesantes.  Podéis acceder a ellos desde los enlaces del principio de este artículo: Huceus y el secreto de la pirámide” es de una aventura en Egipto. Y “El toro” es un cuento para los que entienden de toros. Esperamos que os gusten.

4º de Primaria

ELENITA BUSCA LA FELICIDAD

Había una vez una niña llamada Elenita, tenía 10 años, estaba muy delgada y tenia los ojos azules, su pelo era rubio y rizado. Era una niña muy obediente y trabajadora. Vivía con sus padres y  cuatro hermanos en un pueblecito pequeño rodeado de montañas. Su familia era muy pobre, en su país había una guerra y todo el pueblo lo estaba pasando muy mal, faltaban alimentos y medicinas y el único médico que había tenia que atender varios pueblos al mismo tiempo, por eso a veces no llegaba a tiempo.

Sus padres estaban muy tristes y preocupados, querían que la guerra acabara y que sus hijos pudieran llevar una vida más feliz. Cuando Elenita cumplió 12 años, le pidió a sus padres salir del pueblo y ponerse a trabajar. Sus padres muy tristes le dijeron que si, era la mayor de todos los hermanos y hacia falta dinero para comprar comida.

Su padre habló con un vecino del pueblo que tenia un amigo en la ciudad, podía darle trabajo en su granja. Elenita se marchó a la ciudad con mucha tristeza por dejar a sus padres y hermanos pero tenia tantas ganas de ayudarles que se fue. Ella mandaba todo el dinero a su casa porque el señor con el que trabajaba le daba de comer y una cama donde dormir. Se acordaba mucho de su familia y no dejaba de pensar en ellos. Elenita pasaba todo el día cuidando de los animales de la granja y ayudando en la casa, la trataban muy bien pero pensó que quería hacer algo más y ganar más dinero. Le dijo al dueño de la granja que lo sentía mucho pero quería buscar otro trabajo donde ganar más dinero para ayudar a su familia. Su hermanito pequeño estaba enfermo y les hacían falta medicinas. Los señores muy tristes la dejaron irse pues le habían cogido mucho cariño.

Elenita buscó otro trabajo, pero era muy difícil, al final lo encontró limpiando la casa de una señora rica. Le pagaba bien pero todo el día lo pasaba limpiando. Quería que la señora estuviera contenta con ella porque con el dinero había podido enviar a su casa las medicinas para su hermano.

Un día se dio cuenta de que lo que hacía no le gustaba, estaba muy cansada y no quería pasar toda su vida así. La señora le dijo que podía estudiar, ella le iba a ayudar. Elenita lo hizo pensando que así podía tener una vida mejor. Unos años después había conseguido ser enfermera. Volvió a su pueblo cuando terminó la guerra, su familia gracias al dinero que ella les mandaba vivían mejor, pero en el pueblo las cosas seguían igual. Elenita empezó a ayudar a todos. Un día leyó en un periódico que había una ONG que estaba trabajando en su país para ayudar a la gente después de la guerra. Ella los llamó y les dijo que quería trabajar con ellos para ayudar a su pueblo. Le dijeron que sí y estuvo muchos años con ellos. Consiguió alimentos y medicinas y consiguió semillas para que sus vecinos pudieran cultivar la tierra. Todos la querían mucho y Elenita pensó que era feliz porque podía ayudar a la gente a la que quería.

Carmen Pilar 4º Primaria

Los alumn@s de 5º en el cuento de miedo. Diferentes alumn@s diferentes finales.

 

 

Los almumn@s de quinto curso saben muy bien que los cuentos de miedo son historias que tienen como propósito asustar o inquietar a quien los lee. A veces, los personajes de estas historias son vampiros, como es en este caso. Rüdiger, nuestro protagonista, entra en la casa de un niño llamado Antón, que está solo. Sus padres han salido. Éste se asusta al ver al vampiro. ¿No os pasaría a vosotr@s lo mismo? Además, su comportamiento deja mucho que desear: rompe las páginas de libros. No obstante, la actitud de éste cambia cuando descubre un libro de “Drácula”…  Rüdiger le pedirá a Antón que le preste este libro y a partir de aquí…

Vuestr@s compañer@s de quinto terminan esta historia. Cada un@ de diferente manera.