El blog de la biblioteca del Colegio Don Quijote

Había una vez una chica que vivía en un castillo. La chica se llamaba Mª Isabel y tenía 15  años. Un buen día fue a la cabaña al lado, donde vivía un raro hechicero llamado por todos los niños “el brujo”, aunque su nombre era Santiago.

Era un hombre de unos 69 años, que tenía una chepa en la espalda y una berruga en la nariz.

MªIsabel intentó que le diera una poción para ser la más bella entre vivos y muertos. Aunque ya era muy bella, no se lo creía, pues había otra muchacha que le robaba el puesto. Esta muchacha se llamaba Irene.

Irene tenía un largo cabello que le llegaba hasta la cadera. Era de ojos verdes como el vestido que llevaba los domingos a la iglesia de la aldea. Era muy simpática y lista.

Entonces, Santiago y MªIsabel empezaron a hablar:

– Buenos días ¿Qué desea señorita?

– Una poción que me ayude a ser la más bella entre vivos y muertos; -dijo MªIsabel con un poco de vergüenza.

– Bueno, eso es fácil. Pero te recomiendo una cosa: ¡lee las instrucciones! Podría ocurrir algo muy desastroso, como…

En ese momento, MªIsabel le cortó.

– Ya, ya, pero… ¿Cuánto es?

– 10 perlas y alguna que otra moneda; -contestó

– Aquí tiene. Y, si no funciona, haré que le arresten!; -respondió muy creída

Se fue al castillo, pero se encontró a Irene por el camino.

– Hola Mª Isabel, dijo contenta.

– Hola Irene ¿Por qué estás tan contenta?

Entonces Irene dijo algo que no debería haber dicho:

– Es que… ¿Sabes del caballero Iguaín? Me ha dicho: -Irene, sé que es raro, pero… ¿Aceptarías ser mi dama?

– Hum, ¡qué bien!- contestó con tristeza al ver que su amiga iba a ser novia de su amado.

En ese momento salió corriendo MªIsabel a su castillo. Se bebió rápidamente la poción, cayó al suelo débil, mientras se convertía en la más bella entre vivos pero no muertos.  Tendría que haber mezclado azufre porque en unos instantes sólo sería la más bella entre muertos. Desde ese momento la princesa vaga por los pasillos del castillo llorando en busca de su amado.

Lucía Castañeda Rodríguez, 6º de primaria

Anuncios

Cuentos 2ºA

LA PRINCESA CAPRICHOSA.

Había una vez, una princesa que vivía en un castillo, y que era muy caprichosa, siempre quería todo.
En el castillo también vivían sus padres, los reyes, y su hermano el príncipe.
Los reyes estaban hartos de los caprichos de su hija. y su hermano también estaba harto de sus caprichos.
Los padres de la princesa eran muy ricos y tenían muchas cosas. La princesa tenía muchos juguetes, collares, pulseras, diademas, pinzas y gomas, pero siempre quería más y más. Tenía tantas cosas que no le cabían en su habitación. Pero sus padres repartían sus riquezas a los pobres, pero la princesa cada vez se quejaba más.
Al día siguiente se fue a dar un paseo pero se encontró con una niña pobre y la habló. La princesa se dio cuenta que la niña no tenía nada y le dio mucha pena. Entonces le dijo ¿Quieres ir a casa y que te de algunos de mis juguetes y collares? la niña se alegró mucho y dijo: ¡gracias!. La princesa se alegró mucho y entonces pensó que si los otros niños no tienen nada y que con ellos también repartiria sus cosas. Así que la princesa se convirtió en una niña generosa y amable.

Miriam 2ºA

CASTILLOS Y PRINCESAS

          Irene 2ºA

Cuentos 1ºA

LOS HABITANTES DEL CASTILLO DE MIRAFLORES.

Soy Tina, una ratita que vive en un castillo. Mi familia vive aquí desde que lo hicieron los musulmanes. Después llegaron los cristianos y se mudaron a un castillo nuevo. El castillo hoy está en ruinas, pero me gusta mi hogar. Sobre todo el pasadizo que me lleva al pueblo, Piedrabuena.

Sofía 1ºA.

EL CASTILLO NATURAL.

Érase una vez, un niño que era rey de un castillo…

Un castillo lleno de paz y amor… de luz  y color.

Érase una vez, un castillo con un niño… que soñaba en ser rey.

Joel 1ºA.

Cuentos 1º B

Cuento del Castillo Encantado

Una noche, Lucía y sus amigas fueron a un castillo encantado. Había fantasmas, lobos y zombies. Lucía y sus amigas salieron corriendo, llegaron a un laberinto. Pasaron por un camino lleno de lobos y, por fin, llegaron a la torre más alta del castillo.

En la torre había una bruja y el jefe de los monstruos, pero la mamá del jefe era buena y ayudó a Lucía y sus amigas a escapar por un tobogán gigante.

Por fin, Lucía y sus amigas llegaron a sus casas con sus mamás y sus papás, y los monstruos desaparecieron para siempre.

Lucía Hurtado. 1º de Primaria B. 

________________________________________________________

El castillo de Caracuel

Había una vez un pueblo donde vivía un niño en una casa embrujada y a lo lejos vio un castillo. Decidió ir a visitarlo. Cerca vio una cueva y recordó que allí vivía un ogro que aterraba a la gente del lugar.

Como era muy valiente, entró en la cueva para darle su merecido. Con la ayuda del fantasma que vivía con el niño, tendieron una trampa al ogro. Le engañaron para encerrarlo en la torre del castillo, donde quedó para siempre.

Miguel Molero. 1º de primaria B

El castillo y el lago.

124356

Vidal y mamá. 1ºB

Este año, en relación con el eje transversal del colegio “Cabalgando por la historia de nuestra provincia”, se ha creado un certamen de cuentos desde 1º hasta 6º de primaria cuyo tema principal son los castillos. 

Cada profesor ha seleccionado los dos mejores cuentos de cada curso que serán subidos al blog, y, posteriormente, modificados utilizando el programa “Pages”.

El fin de esta actividad es compartir los cuentos realizados por el alumnado del centro, y así disfrutar y fomentar la lectura. 

Relatos mágicos

Un país fantástico

Mis mejores amigos son un tomate que se llama Tocache, un pepino que se llama Zum y una manzana de color rosa que se llama Tuenay. Todos somos muy gamberros. Vivimos en un país fantástico, en el país-espacio. No tenemos que esperar colas en ningún sitio, es toda una ventaja.

Casi todos los días voy con Tocache a Hipersol, a por leche de satélite, y muchas noches vamos a bailar a la discoluna, donde pensamos que destruímos el Sol, con un susurro desde Neptuno, el planeta más frío.

Vivo con mis padres en Jupicasa, la casa más grande del país-espacio. Desde ella se ven las ardillas bailando sevillanas mientras cantan de lo más supercoordinadas. Mi madre me ha dicho que estamos en el país de las hadas y que podemos volar hasta el infinito y más allá. La otra tarde, sentadas en las alas del balcón, pudimos ver cientos de patos que de tanto nadar llegaban a la nada.

De más pequeña no recuerdo que viviésemos en el espacio pero nos cayó una tormenta estelar, mutamos, y ahora tenemos estos superpoderes. Mi amigo Zum, el pepino, se hace pasar por el  Guerrero Intergaláctico y salva a chicas que son atracadas en un banco famoso y grande. También parte cientos de rayos de las más potentes tormentas con su cuchillo de papel.

Zum es muy gracioso, la otra tarde me comentó que le salió un delfín por la naríz, que respira debajo del agua, que conoce a Bob Esponja y que lee cuentos de mil páginas en un segundo. ¡Es un exagerado¡. En el país-espacio somos superpoderosos pero no creo que podamos levantar una nevera con un dedo ni saltar con el monopatín hacía atrás en un minisegundo.

La rosa de Tuenay también está chalada, me cuenta que salvó una ciudad entera de un dragón y que en su cole pintó en la pizarra una muñeca, le echó agua, y se puso a bailar sin borrarse. Es tan exagerado como si yo afirmo que puedo ir hasta el Sol sin quemarme, o que bajo las escaleras de veinte en veinte escalones.

Seamos sensatos, contemos la verdad. Cuando Tuenay, Tocache, Zum y yo metemos goles nos tiran rosas, podemos recorrer el planeta Tierra con cinco dragones a cuestas en treinta segundos y, además, podemos dar pasos de gigantes.

Con mis amigos y mi familia estoy muy contenta en este fantástico país, donde no sé si sueño la realaidad o la realidad se hace sueño. El caso es que en mi tarta de cumpleaños del año pasado estaba escondido Don Quijote, y después de comernos un trozo, todos nos volvimos locos.

(Tercero A)

RIMAS DE ANIMALES

-Tengo un ciempiés,

con cabeza de papel.

Una gata,

con gafas de rata.

-Tengo un leopardo,

con alas de güepardo.

Un camaleón,

con cola de león.

-Tengo un pez,

con la cola al revés.

(Carmen Cabañas de 3ºA)

ZOO

-Tengo una jirafa que vuela

y una araña con una pata,

un tigre que come cosas

y una mosca que habla.

-Ví un conejo comiendo chaquetas,

una gata que está casada,

un güepardo que es zurdo

y una coneja cansada.

-Tengo un dragón que hace pis,

un tigre que toca la gaita,

un león rey de Marte

y un ciervo de color gris.

-Tengo un rinoceronte que cría humanos,

un simio que canta,

un tucán que baila

y un búfalo sin garganta.

-También veo un delfín en la tierra,

un tiburón que no sabe nadar,

un cocodrilo que come verduras

y una elefanta que quiere cantar.

( Carmen Ramirez de 3ºA)

Poema

-Mi abuela tiene una oruga

encima de la berruga,

un canario gigantón,

un caballo hablador

y un gato corredor.

( María de 3ºA)